Se trata de una patología infecciosa de múltiples factores que va destruyendo el diente paulatinamente.Caries dental

En general, las bacterias están en la boca y van convirtiendo a todos los alimentos en ácidos. Sobretodo al azúcar y a los almidones. El ácido, la saliva, los restos de comida y las bacterias se convierten en placa, una sustancia pegajosa que se fija en los dientes. Aquella placa que no se elimina de las piezas dentales se mineraliza y, luego, se convierte en sarro. Ambos producen la inflamación de la encía (gingivitis) y, más tarde, la periodontitis.

El mayor período de actividad bacteriana son los 20 minutos posteriores a cada comida. Es allí cuando la placa se acumula en los dientes. Si ella no es eliminada de la boca no sólo comienza el período de la formación de caries sino que se desarrollan, en el caso de que ya existan.

Los ácidos que conforman la placa van diluyendo la primera capa del diente, el esmalte, y formando hoyuelos en la pieza dental (caries). En principio, son imperceptibles porque no es común que produzcan dolor. Pero luego se van desarrollando, atacan los nervios y generan que el diente se fracture. Además pueden ser la causa de un absceso, destruir la pulpa o, directamente, causar la pérdida del diente.

Los alimentos que provocan mayores posibilidades de contraer caries son los hidratos de carbono, sobretodo almidones y azúcares; los alimentos pegajosos dado que están en mayor contacto con la pieza dental que aquellos que no son pegajosos; y los refrescos abundantes, que incrementan el tiempo en que el ácido se pone en contacto con el diente.

Los síntomas más comunes

  • Dolor de muela agudo.
  • Orificios en los dientes.
  • Sensibilidad o dolor luego de consumir alimentos dulces; bebidas y/o comidas calientes y frías.
  • Inflamación.
  • Mal aliento.

La forma de prevenir las caries

Para prevenir la formación de caries es necesario mantener higienizada la boca. Para eso se recomienda el cepillado, como mínimo, dos veces al día; usar hilo dental; y realizarse una limpieza profesional una vez cada seis meses. También, hacer al menos una consulta odontológica por año.

Otro consejo es que tras la ingesta de alimentos pegajosos, frutas secas o caramelos, la persona se cepille los dientes. Se debe evitar consumir bebidas azucaradas o mascar caramelos de manera permanente.

Un método que se utiliza para prevenir las caries consiste en la aplicación de sellantes. Se trata de películas que se aplican en las muelas y no permiten que se adhiera la placa. Si bien es una práctica que por lo general se utiliza en niños, también pueden usarla los adultos.

Otro elemento que recomiendan los profesionales es el consumo de fluoruro ya sea en el agua o en forma de suplementos. En tanto que la ingesta de fluoruro tópico que suele estar en las pastas dentales o en los enjuagues bucales también ayuda a proteger a los dientes.